LA MINI GUERRA MUNDIAL EN SIRIA Y LA PAZ DE ERDOGAN

 

Por: Emmanuel García Moreno

24 de Agosto, 2016
El escenario de la guerra civil en Siria se sigue complicando, ahora con la invasión armada de Turquía en territorio Sirio bajo el control del Estado Islámico (EI) acompañado de un fuerte contingente de milicianos del FSA (Ejército Libre de Siria) de hechura turca.

El contexto bélico y geopolítico en que Turquía hace su jugada militar:

El Ejército sirio ha ido reconquistando territorios antes en poder de sus adversarios, los “rebeldes moderados” sirios, conformados por cientos (+ de 800) grupos y el antiguo Al Nusra que cambió su nombre a Jaabal Fatah al Sham, desligándose del Al Qaeda. El régimen avanza exitosamente bajo el paraguas ruso y con ayuda de milicianos de Hezbollah y tropas iraníes de la Fuerza Al- Quds. Assad parece imparable y se perfila que en pocos meses estará limpiando su territorio de pequeños grupos hostiles.

Las milicias kurdas avanzan imparables propinando derrota tras derrota al EI y arrebatándoles ciudades, territorios y pueblos en la frontera norte de Siria con Turquía, abarcando un vasto territorio bajo su dominio y amenazando con unirse a su cantón más al Oeste, separado solo por una pequeña franja bajo el dominio del EI, por donde se abastecen los islamoterroristas del grupo (Ver el mapa. Crédito a Radio Esperantia), donde en el futuro podrían declarar una zona autónoma del gobierno central sirio o unirse con el Kurdistán iraquí para formar el embrión del Estado Kurdo faltándoles solamente sumar a los kurdos de Turquía y de Irán, cumpliendo así el sueño kurdo de los últimos cien años.

El Estado Islámico en franca retirada y el Califato auto-proclamado hace 2 años desmoronándose rápidamente junto con el sueño de decenas de miles de yihadistas que emigraron a la región atraídos por esa ¿quimera islamista?. Le quedan al EI dos grandes bastiones emblemáticos: Mosul en Irak y Raqqa en Siria además de muchas otras ciudades y pueblos.

El Plan de Erdogan:

Desde una visión geopolítica, Rusia e Irán estarían muy cerca de obtener una sonora victoria en Siria e Irak a costa del Estado Islámico quién atrajo todo el poder de fuego de sus adversarios de USA y la OTAN que han respaldado a los “rebeldes moderados en suelo sirio pero sin brindarles mayor respaldo de su fuerza militar, dejando a éstas potencias con las manos vacías. Turquía se había mantenido casi al margen sosteniendo pingües ganancias con las necesidades de avituallamiento del EI, pero viendo como crecía una posible amenaza a sus intereses en su frontera sur con los avances de los kurdos.

Turquía aparentemente se ha ido distanciado de USA y Europa y ha empezado a cultivar un acercamiento a Rusia e Israel. Hasta ahora se desconoce si ha habido conversaciones con el régimen de Assad.

Hace escasamente 24 horas, Turquía acompañado de un fuerte contingente de milicianos del nuevo actor del Ejército Sirio Libre pero de manufactura turca, realiza una movida militar sorpresiva que estuvo fuera del radar de los analistas internacionales que siguen con la lupa de Sherlock los acontecimientos del día a día en Siria. En cuánto la mayoría estábamos distraídos siguiendo con atención lo que sucedía en los alrededores de Aleppo y dentro de la misma ciudad, en la cuál los encarnecidos combates entre el SAA (Ejército Arabe Sirio) se enfrenta a los “rebeldes moderados” del FSA made in USA, estalla la noticia de la incursión turca en el Norte de Siria, con la excusa de librar sus fronteras de islamo-terroristas, incluidos los milicianos kurdos del YPG.

Considero que aquí hay “gato encerrado”. Hay preguntas que de inmediato salen a flote: ¿Por qué ahora cuando Assad está resolviendo militarmente la situación en el país con la ayuda indirecta de los kurdos que han llevado el peso de la batalla en el Norte y manteniendo ocupados a los del EI, es cuando Turquía participa?

¿Por qué cuando la franja de terreno que aún está bajo control del EI se ve amenazada por el avance de los Kurdos, Erdogan actúa con decisión? ¿Por qué cuando los del FSA apoyados por USA, la OTAN y los países del Golfo Pérsico están siendo machacados, Turquía da un paso tan peligroso de invadir territorio sirio?

¿Qué hay en verdad detrás de la invasión turca?

Debemos recordar que hace poco tiempo el Papa Francisco en compañía del Patriarca armenio soltaron sendas palomas blancas hacia dirección de Turquía, simbolizando la paz hacia Medio Oriente pasando por Turquía.

El apoyo de USA a la invasión a pesar de que Turquía amenaza con enfrentar a las milicias kurdas apoyadas por éstos; el hasta ahora silencio de Putin a la movida turca y de sus aliados en el conflicto, los iraníes, nos parece muy extraño. Y sumado a estas reacciones a la invasión, los islamo-terroristas del EI han prácticamente entregado una ciudad de gran importancia estratégica para ellos: Jabulus, que ya fue entregada a los turcos y su milicia del FSA.

Erdogan ha prometido ocupar territorio sirio para desalojar a los terroristas de su frontera Sur y asegurar la tranquilidad a la población fronteriza turca. Este es el discurso oficial.
Pero hay cosas que no encajan.

No hay que descartar la posibilidad de que Erdogan al presenciar como Rusia le brindó un paraguas aéreo al Ejército Arabe Sirio y los resultados han sido muy positivos; que el Frente Al Nusra cambió de nombre y tuvo aceptación entre los demás grupos y los propios USA; haya decido urdir un Plan Estratégico para afirmar sus intereses geopolíticos en la región y en aparente búsqueda de una paz urgente en la zona. Si Assad lograra una victoria militar y la consolidación de su régimen, Erdogan tendría serios problemas para mantenerse en el poder y afianzar su proyecto del Nuevo Poder Otomano en la región y el mundo.

Inicia pocas semanas atrás su movida magistral con un autogolpe que le permitió hacer grandes cambios en el Ejército y consolidar su Frente interno. Pone en jaque a USA y a la OTAN con sus exigencias de extradición de su oponente político radicado en USA y sus amenazas de abrir las fronteras para inundar Europa de emigrantes musulmanes. Realiza un rápido acercamiento con Rusia e Israel, grandes actores en el conflicto sirio. Ahora realiza su intervención directa en el conflicto sirio con la excusa de luchar contra los terroristas kurdo, aliados de USA, y los del Estado Islámico para contentara los norteamericanos que hace tiempo le exigían una mayor participación.

El desespero de USA y sus aliados por la inminente derrota de sus milicianos del FSA, la consolidación de Assad con una evidente victoria geopolítica de Rusia y su urgente necesidad de derrotar al EI antes de las elecciones de Noviembre, han empujado a USA a acceder al Plan de Erdogan. Seguro que Rusia también ha accedido al Plan turco de Erdogan, porque sus arcas nacionales se agotan rápidamente y se hace necesaria una rápida victoria de Assad.

Si Erdogan con su invasión garantiza a todos una rápida derrota al EI; todos contentos, incluso Assad. Y es lo que aparentemente ha hecho Erdogan: prometer una rápida victoria contra el EI. Pero no hay que descartar que podría ser una victoria escénica. Erdogan y el EI mantienen intereses comunes en diversos campos y otros más que se mantienen en la oscuridad. El EI mantiene un suministro externo de avituallamiento militar enorme, que hasta ahora no se sabe a ciencia cierta cómo lo logra.

La amenaza del éxito de los kurdos en cerrar en poco tiempo la brecha de comunicación entre Turquía y el EI al norte de la frontera siria, en un corredor de varios kilómetros bajo el control del EI y por donde pasan armas, municiones, medicamentos e implementos quirúrgicos para los heridos en combate, además de hombres frescos en una dirección y heridos en la otra, ha empujado a los turcos a involucrarse decididamente, pero con un aparente maquiavélico camuflaje.

¿Esos extraños integrantes del nuevo FSA turco, con barbas bien afeitadas y recortadas, gritando alegremente “ALLAHUD AKBAR” no serán en verdad milicianos del EI camuflajeados y bajo protección abierta del Ejército turco y de USA?

¿El rápido desalojo de los islamoterroristas del EI de la ciudad fronteriza de Jabulus y su ocupación por los extraños del FSA turco no indicarían una sustitución de islamoterroristas cansados por otros de refresco? Estos nuevos ocupantes tendrían la protección del Ejército turco que les garantizaría impunidad ante ataques de cualquier fuerza opositora. El resultado sería, que el EI mantendría sus actuales posiciones pero bajo un disfraz de FSA, lo que le garantizaría a esa agrupación mantener sus conquistas cuando llegue el alto al fuego y la paz de Erdogan.

De ser esto así, veremos al nuevo FSA turco y al Ejército de Erdogan ir sumando rápidamente victorias sobre victorias “contra” el EI y ocupando sus ciudades. Los islamoterroristas, al igual que sus congéneres del antiguo Al Nusra, limpiarían sus caras y serían considerados libertadores de los pueblos sirios.

El único problema sería que el Ejército turco en algún momento quedará cara a cara con el sirio y entonces sabremos si hubo entendimiento con el régimen sirio desde el principio. Sería una forma diferente de apagar el explosivo conflicto sirio, sin mayor costo en vidas humanas, si todos cumplen al pie de la letra el Plan de Erdogan. El silencio de Putin y de los ayatollahs, la alegría de los norteamericanos, el extraño comportamiento de los islamoterroristas del EI y el enojo de los milicianos kurdos que son los únicos fuera del Plan de Erdogan apuntan en esa dirección.

Anuncios